Plaza de España, 1
926 485 672 - 638 445 153
info@mestanza.es

Horario
De lunes a viernes
De 8:00 h. a 14:00 h.

El Ayuntamiento realiza el acto de apeo para deslindar el camino entre Solanilla del Tamaral y Cerro Tontos

El Ayuntamiento de Mestanza ha realizado esta semana el acto de apeo administrativo para deslindar el histórico camino público que une la pedanía de Solanilla del Tamaral con Solana del Pino y que en su tramo por término mestanceño tiene 5 kilómetros de longitud.

Una ruta tradicional que facilita el acceso a los montes públicos de Cerros Tontos y sobre cuya anchura, marcada en los 5 metros según reglamenta el Inventario de Caminos, se mostraron de acuerdo 24 titulares de las fincas que atraviesa, pero no así dos propietarios.

Hacer valer este documento municipal, que fue avalado en sentencia por el Tribunal Supremo frente a la oposición encontrada por diversas fincas en su día, ha sido uno de los objetivos del alcalde Santiago Buendía desde que en 2015 empezara a ejercer el cargo.

“Fue en febrero o marzo de 2016 cuando inicié el Plan Estratégico de Desarrollo para mi pueblo, uno de cuyos objetivos era poner en valor el Inventario de Caminos que tenía nuestro Ayuntamiento dese hacía ya una década sin que nada se hubiera hecho aún”.

Por entonces, en el inicio del deslinde del camino de El Hoyo a Solanilla del Tamaral algunos propietarios ya pusieron pegas y piedras”, añade el regidor para ilustrar lo complicado que siempre resulta la defensa de lo que es reconocido como público y que, en otro ejemplo, también motivó un juicio sobre el camino paralelo al río Robledillo.

De ahí que el alcalde vea fundamental actuaciones conjuntas, más allá de las realizadas en su día en el marco del Plan de Caminos de la Junta de Comunidades y de la Diputación y al que también contribuyó, en la medida de sus posibilidades, el Ayuntamiento.

Buendía llama así a estas otras Administraciones a colaborar en los importantes gastos que acarrean procedimientos como el referido apeo, que ha requerido de la presencia de topógrafos, del equipo jurídico municipal y de un técnico en georreferenciación.

Porque tras el encuentro con propietarios que tenía lugar en el salón municipal de Solanilla del Tamaral, con la presencia también de la secretaria del Ayuntamiento de Mestanza, todos los interesados se desplazaron hasta el camino en cuestión.

Sobre el terreno el apeo supone acordar el eje central del camino, “con poca variación en centímetros tanto respecto del catastro histórico como del uso tradicional que refiere por dónde transcurría el camino”, explica el alcalde, indicando que su progresivo desuso tras hacerse la carretera a Solana del Pino, “vio tapado su trazado por la flora autóctona”.

Con todo, la anchura que establecieron los técnicos municipales se concretó en los cinco metros, en una decisión salomónica respecto de lo que aprobó el Supremo para el Inventario de Caminos del Ayuntamiento de Mestanza, de seis metros para caminos que unían poblaciones y de cuatro para otros usos.

“Son caminos que conducen a poblaciones y a recursos naturales paisajísticos protegidos del Parque Natural y del Geoparque”, explica el primer edil, añadiendo que deslindes del Inventario de Caminos “se van haciendo gracias a la sentencia que tenemos que ejecutar”.

Sus usos más vecinales son como vía para llegar a fincas de olivares, cortijos y a propiedades de diferentes tamaños, “que siempre han estado ahí y que igual que respetamos lo privado, lo público debe respetarse en la misma medida”, dice Buendía.

Por eso el alcalde aplaude a propietarios privados que actúan de acuerdo a dicha consideración, incluso “hay algunos grandes propietarios que se han ofrecido a arreglar los caminos en el trazado que atraviesan sus fincas”.

En cuanto al camino objeto del procedimiento de apeo, el regidor augura que la negativa de los dos propietarios complicará el deslinde pretendido, llevando de nuevo a “farragosos cauces judiciales lo que en su día ya el Supremo nos reconoció”.